EL AÑO 2018 RECOGIMOS MÁS DE 678 TN DE ROPA Y CALZADO EN LOS CONTENEDORES GESTIONADOS POR CÀRITAS MALLORCA Y LA FUNDACIÓ DEIXALLES

Foto 1

El convenio subscrito el 2016 entre EMAYA y estas dos entidades ha permitido mejorar el servicio, incrementar la recogida y fomentar la economía social y solidaria. EMAYA, Càritas y Deixalles agradecen la colaboración ciudadana y piden un buen uso de estos contenedores, que hacen posible la reutilización de la ropa, la reinserción y creación de lugares de trabajo

Palma, 3 de junio de 2019

EMAYA, Càritas Mallorca y la Fundación Deixalles han hecho balance de la recogida de ropa de segunda mano a los contenedores situados en las calles de Palma. Además de destacar las más de 678 toneladas recogidas a lo largo de 2018, se ha puesto especial énfasis en las ventajas sociales y ambientales de este modelo de recogida, que permite la reutilización a la vez que se fomenta la economía social y solidaria. El pasado 25 de octubre de 2016, EMAYA, Càritas Mallorca y la Fundación Deixalles firmaron un convenio de colaboración para la recogida de ropa en Palma. Con este acuerdo, EMAYA cedió sus contenedores y la gestión de la totalidad de la recogida de ropa y calzado a estas dos entidades.

El convenio tiene una vigencia de 10 años (prorrogables de mutuo acuerdo). El objetivo del convenio es dar un mejor servicio a la ciudadanía, así como hacer una apuesta por entidades del tercer sector y contribuir a fomentar la economía social y solidaria. Càritas Mallorca tiene como finalidad las actuaciones de caridad y justicia social de la Iglesia de Mallorca, con especial dedicación a la atención de las personas más vulnerables, empobrecidas y excluidas, y por eso promueve acciones de inserción de los colectivos más desfavorecidos. Por otro lado, la Fundación Deixalles tiene como objeto la inserción sociolaboral de personas desfavorecidas en riesgo y/o en exclusión social, mediante procesos de inserción y de capacitación a través de talleres de reparación, reutilización y reciclaje de los materiales procedentes de recogidas de ropa, muebles, juguetes, libros, etc.

Desde 2013, estos dos entidades ya recogían ropa con los 30 contenedores que cada una de ellas tenía en las calles de Palma. Con el convenio firmado el 2016, por primera vez conjunto entre las tres entidades, EMAYA los aportó 100 contenedores más porque las dos entidades asumieran toda la recogida selectiva de la ropa y calzado a la ciudad (el Ponente corresponde a Càritas y la zona de Levante a la Fundación Deixalles). Durante el 2018, y debido a la puesta en marcha del nuevo sistema de recogida selectiva al centro histórico, se retiraron 16 de los contenedores que tenía la Fundación Deixalles al centro, de los cuales se  han reubicat 9.   Mejoras en el servicio e incremento de la recogida El resultado ha sido un mejor servicio a la ciudadanía, con más contenedores en los barrios y pueblos de Palma, una gestión más adecuada y unos buenos resultados. El año 2018 se recogieron un total de 678.131 toneladas de ropa y calzado, casi 232 toneladas correspondientes a los contenedores gestionados por la Fundación Deixalles y poco más de 446 toneladas a los de Càritas. La cifra total de toneladas recogidas es inferior a la del 2017, este hecho es debido a que quedan 7 contenedores pendientes de reubicar.

Una feina social i ambiental

Foto2

La recollida, selecció i venda d’aquesta roba ha generat ocupació i treball social. Per exemple, en el cas de la Fundació Deixalles, ha fet possible la contractació de 9 persones al taller de roba amb contracte d’inserció a jornada completa durant tot l’any, de les quals 5 persones han tingut un contracte d’inserció per a la formació i aprenentatge. Al taller de recollida s’han generat 2 llocs d’inserció relacionats amb la recollida de roba. A més s’ha generat ocupació a 4 persones i ha fet possible que 7 persones en situació de vulnerabilitat social realitzessin un itinerari d’inserció i poguessin millorar les seves competències socials i laborals.

En el cas de Càritas han estat possibles 6 contractes d’inserció directament lligats a aquest tema Per altra banda, cal destacar que les persones amb necessitats urgents i derivades per serveis socials reben gratuïtament la roba que necessiten. La recollida de roba fomenta el consum responsable, tant pel que fa a la reutilització (en lloc de simplement tirar allò que ja no ens serveix), com pel que fa al consum de productes de segona mà. Les dues entitats han valorat el fet de confiar, per part d’EMAYA, el conveni de recollida de roba de 2 mà a dues entitats del territori, que a part d’una gestió de la roba que promou la reutilització i el reciclatge treballant per a una economia circular en que no es malbaraten els recursos i es tornen a reutilitzar. Des d’EMAYA, Neus Truyol ha destacat que tan Càritas com la Fundació Deixalles són capdavanteres en iniciatives d’economia social i solidaria, que posa en el centre a la persona a la vegada que fan una tasca ambiental molt important. Les tres institucions han agraït als ciutadans la seva col·laboració, dipositant la roba amb possibilitats de recuperació dins bosses tancades als contenidor adients. Això facilita la tasca i fa que es puguin millorar la de recuperació i reciclatge, així com augmentar el nombre de contractacions de persones en procés d’inserció. Per continuar fent possible aquesta tasca es demana a la ciutadania que facin un bon ús dels contenidors, que són exclusivament per dipositar-hi roba, calçat i accessoris que estiguin en bon estat, aptes per a la reutilització. Els objectes que no es poden reutilitzar han d’anar al contenidor de rebuig. També és important mantenir els contenidors nets, no tirar-hi altres residus a l’interior ni als seus voltants.

No comments yet.

Deja una respuesta